Asesoría en Gestión de Residuos (Urbanos e industriales).


El desarrollo de buenas prácticas medioambientales, entre ellas una correcta gestión de los residuos, no sólo beneficia a las empresas, sino que también es positivo para los trabajadores, el entorno y la sociedad en su conjunto.

 

Un buen punto de partida es la puesta en práctica de la “regla de las tres erres (3R)”, que en importancia bioecológica son:

  • Reducir: Si reducimos el problema, disminuimos el impacto en el medio ambiente.

  • Reutilizar: Todos los materiales o bienes pueden tener más de una vida útil, bien sea reparándolos para un mismo uso o con imaginación para un uso diferente.

  • Reciclar: Convertir desechos en nuevos productos para prevenir el desuso de materiales potencialmente útiles, reduciendo el consumo de nueva materia prima y el uso de energía.

 

Cada actividad conlleva procesos productivos diferentes que generan residuos diferentes, porque el impacto cero no existe, por lo que es fundamental conocer la naturaleza de estos residuos y gestionarlos de manera correcta.

 

 

 

@ ¿Cómo puedo ser mi propio gestor de residuos?. 

 

jabb@2015