¿Por qué?


 “La energía más barata es la que no se consume”

El panorama energético actual ofrece una serie de incertidumbres cuyas consecuencias se reflejan en las facturas de los consumidores, cada vez más opacas.  Por eso consideramos fundamental, tanto a nivel empresarial como particular, conocer cuánto consumimos y por qué lo consumimos, ya que sólo así podremos poner soluciones y adaptarnos en cada caso a lo que nos ofrece el mercado energético.

 

jabb@2015